El mes de septiembre ha comenzado con una bajada considerable del euribor con el que se calculan la mayoría de nuestras hipotecas. La bajada en sí misma supone un ahorro de dinero en nuestras cuotas mensuales, pero se puede aprovechar esta bajada para ahorrar aún más.

Lo que haremos para aumentar el ahorro en nuestra hipoteca es principalmente 2 cosas. Para ellos lo primero que debemos mirar es cuando nos toca revisión, ya que el nuevo tipo de interés y por tanto rebaja en cuota no se nos aplicará hasta ese momento.

Pasamos a explicar las 2 herramientas que debemos usar a para ahorrar más en nuestras cuotas y protegernos contra futuras subidas de tipos. En épocas de crisis como la actual se presentan pocas ocasiones para poder ahorrar en estos costes financieros.

1.- Cancelación parcial.

Debemos mirar en que fecha nos toca revisión y por tanto la rebaja de nuestras cuotas mensuales. Una vez que sabemos la fecha debemos ahorrar el dinero que podamos por poco que sea y hacer una amortización parcial con la cantidad que hemos ahorrado antes de la fecha de revisión.

No es necesario disponer de miles de euros para hacer esta operación, mi banco por ejemplo me permite hacer amortizaciones parciales a partir de tan sólo 50 euros y no supone ningún coste ni penalización.

¿Que conseguimos con esta amortización? Cuando revisan nuestra hipoteca para calcular las nuevas mensualidades los bancos tienen en cuenta tanto la cantidad que nos queda por pagar como los meses. Gracias a esa amortización en el momento de recalcular nuestro préstamos habremos reducido tanto el capital pendiente como los meses que nos quedan por pagar (por poco que hayamos amortizado), de esta forma la bajada mensual será aún mayor que la que conseguiríamos con la propia bajada del euribor, y encima como hemos reducido el plazo nos queda menos tiempo por pagar y nos protegemos ante futuras subidas.

2.- Ahorrar la cantidad en que se reduce la cuota

Una vez que hemos hecho el primer paso antes de la revisión ahora hay que aprovechar la bajada para rebajar nuestro préstamo después de la revisión.

Lo que debemos hacer es intentar ahorrar la cantidad mensual en que se nos reduce la hipoteca para hacer de nuevo amortizaciones parciales.

Si por ejemplo pagamos al mes 700 euros y a partir de ahora con la rebaja pasamos a pagar 650 euros mensuales se trata de ahorrar esos 50 euros. Por ejemplo pasados 6 meses habremos ahorrado 300 euros, entonces volvemos a hacer otra pequeña amortización parcial, ya sea en tiempo o en cuota y así nuestro préstamos volverá a bajar.

Repitiendo esta operación cada vez ahorraremos más porque las mensualidades son más pequeñas y además al reducir nuestro préstamo si en el futuro sube el euribor el impacto será mucho menor.

Se trata en definitiva de usar esta bajada de tipos para bajar aún más nuestras hipotecas.

Es importante volver a recordar que este tipo de amortizaciones se pueden hacer desde pequeñas cantidades de dinero y que podemos hacerlas tantas veces como queramos sin costes ni penalizaciones.

Es algo que mucha gente desconoce, si por ejemplo alguien se propone ahorrar 3.000 euros para hacer una amortización parcial muchas veces fracasa porque no consigue ahorrar esa cantidad. Como podemos hacer pequeñas amortizaciones siempre que queramos es más inteligente por ejemplo hacer una cada vez que juntemos 300 euros que es una meta más real, y podemos hacer cuantas queramos.