Hay que reinventar el ahorro cada día. Así que ¿por qué no volver a las prácticas de nuestros antepasados? Volvamos a la hucha de toda la vida. Es una buena forma de ahorrar poco a poco para pequeños imprevistos.

Es una buena forma de ir guardando pequeñas cantidades, por ejemplo 1 euro al día, o la calderilla que sobra al finalizar el día. La idea es que tengamos un pequeño remanente di dinero para momentos puntuales de necesidad.

Cada vez son más las personas que difícilmente llegan a fin de mes y su capacidad de guardar un poco de dinero es casi misión imposible. Más >